La Fundación

312485_278777915584269_1628433419_n

Nuestro enfoque

En la Fundación Casa Hogar Madre de la Esperanza y Casa de Bienestar al Anciano ofrecemos a los adultos mayores especialmente a los abandonados por la familia y la sociedad, una experiencia de vida feliz, sana, alegre, en un ambiente de hogar, paz y amor; partiendo del amor que Dios nos brinda.

¿Quieres saber más?

Escríbenos hoy para recibir los requisitos y el formulario de ingreso

Nuestra historia

Después de padecer el síndrome de Guillain-Barré, enfermedad que la postró durante varios meses en una silla de ruedas, pidió al Altísimo por su recuperación y prometió servir a los demás mientras tuviera vida.

Sala de la Fundación Madre de la Esperanza

Fue así como empezo a trabajar incansablemente por los enfermos con VIH. Se dio a la tarea de ir por los lugares más críticos de la ciudad, en donde sabía que muchos hombres y mujeres estaban contagiados y que vivían en condiciones lamentables. El alma caritativa de Ligia le permitió disponer de su casa para albergar a pacientes terminales, trabajadoras sexuales y homosexuales. Seres abandonados por sus familias y la sociedad. El comienzo de esta labor humanitaria no fue nada fácil, sin embargo las ganas inmensas de sacar adelante el proyecto, la nutrían para no desfallecer.

Así nació el Hogar Madre de la Esperanza, un espacio cálido, sereno y seguro, que brinda abrigo, amor y afecto a todos aquellos seres que cargan consigo como único equipaje su propia enfermedad.

Conoce al equipo

El talento humano de la Fundación Casa Madre de la Esperanza a trae consigo los valores del amor, vocación, respeto y alegría.

IMG-20180910-WA0024

Ligia Velásquez de Rojas

Fundadora y Directora

IMG-20180910-WA0026

Martha Cecilia Rojas

Vicepresidente

IMG-20180910-WA0025

Jorge Elicer Burbano

Coordinador y Enfermero

¿Le gustaría visitarnos?

Póngase en contacto con nosotros vía telefónica o correo electrónico para realizar visitas programadas

¿Qué es un plan de cuidados en un asilo de ancianos?

El personal de un asilo de ancianos obtendrá la información sobre su salud y revisará el estado de la misma para preparar su plan de cuidados. Usted (si puede), su familia (con su autorización) o alguien que actúe en su nombre tendrán derecho a participar en la planificación de sus cuidados junto al equipo de profesionales del asilo.

El plan de cuidados básico incluye:

  • Una evaluación de la salud (una revisión del estado de su salud) que comienza el día de la admisión y debe finalizar en los 14 días posteriores
  • Una evaluación de la salud cada 90 días, por lo menos, tras su primera revisión y posiblemente con mayor frecuencia si el estado de su salud se modifica
  • Evaluaciones regulares y continuas de su condición, para corroborar si el estado de su salud se modifica, acompañadas de cambios a su plan de cuidados, según sea necesario

Los asilos de ancianos deben entregar esta información al gobierno federal. Esta información se utiliza para medidas de calidad, pagos de los asilos de ancianos e inspecciones estatales.

Según sus necesidades, su plan de cuidados puede incluir:

  • Qué tipo de servicios personales o para el cuidado de su salud necesita
  • Qué tipo de profesionales deben proporcionarle dichos servicios
  • Con qué frecuencia necesitará los servicios
  • Qué tipo de equipos o suministros necesitará (como una silla de ruedas o una sonda de alimentación)
  • Qué tipo de dieta necesita (si es que necesita una dieta especial) y sus preferencias alimentarias
  • Cómo le ayudará el plan de cuidados a alcanzar los objetivos
  • Información útil si planea su regreso a la comunidad y, en ese caso, un plan para ayudarlo a lograr ese objetivo.

Fuente: The Official U.S. Government Site for Medicare